Pasar al contenido principal

Prédicas

Prédicas

Las predicaciones tienen un distintivo propio: proclamar las buenas nuevas de salvación de una manera persuasiva pero bíblica.

El poder de la fe
El poder de la fe
En este pasaje podemos encontrar una experiencia que tiene que ver con la fe. A muchos de los comportamientos que tenía el muchacho se le atribuían la influencia de la luna. Nosotros sabemos que si hay influencia de la luna pero es este pasaje ni era así, sin embargo podemos encontrar unas verdades. Cuando la mujer toco el manto, Jesús dijo he sentido que ha salido poder de mi. Es interesante que el hombre del pasaje le presenta una queja a Jesús, diciendo: "16 Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar.

Los discípulos fueron confrontados al no poder expulsar el demonio y es paradójico que Jesús les haya comparado su fe con grano de mostaza, ya que un grano de mostaza es bastante pequeño: "19 Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? 20 Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible."

El poder de la fe se ve en una persona en la forma de hablar, y el poder de la fe en Jesús libera.
Señales de un hijo de Dios
Señales de un hijo de Dios

A Juan el Bautista lo compararon y confundieron con Jesús, ya que mostraba las mismas señales y características; Juan mostró a los demás con sus acciones y su forma de pensar lo que era correcto y lo que era justo, y todo esto lo hacía porque era un hombre enviado por Dios y estaba preparando el camino para Jesús.

La consagración como hábito espiritual
La consagración como hábito espiritual

Servir al señor cuesta, tiene costo, tiene un precio. Cuando un atleta quiere ser el mejor, debe sacrificarse y el costo es consagrarse con el deporte. En la vida cristiana cuando una persona se consagra va a recibir críticas, pero pasado un tiempo se ven los frutos de dicha consagración. La consagración es una decisión personal.

Porqué debemos orar todos los días
¿Porqué debemos orar todos los días?
la oración diaria. Si tuviéramos a Jesús cara a cara nos diría que necesitamos orar más ya que él fue un hombre de oración diaria.
Cuidado con el cuerpo
Cuidado con el cuerpo
Hemos escuchado que algunas personas dicen: "Yo hago con mi cuerpo lo que quiera, pero esto no es solo de la actualidad, sino que los griegos desde el siglo primero ya tenían el pensamiento "Se me permite hacer cualquier cosa", su concepción era que uno puede hacer lo que uno quiera. este pensamiento se estaba aceptando dentro de la iglesia Corintia.
Estudiar la palabra de Dios
Estudiar la palabra de Dios
Nosotros muchas veces vamos a la iglesia y escuchamos la palabra del señor, pero a veces no entendemos el significado de lo que el Señor quiere decirnos y que es lo que el Señor quiere hablarnos, pero el hecho de no asistir a la iglesia también haría que nos muriéramos espiritualmente.

Si quieres pertenecer a alguno de
nuestros ministerios

Puedes dejar tus datos en nuestro formulario de contacto informandonos que quieres hacer parte de alguno de ellos dando clic en el siguiente botón.