Pasar al contenido principal
Enviado por jesus-sa el 7 February 2018

Nosotros muchas veces vamos a la iglesia y escuchamos la palabra del señor, pero a veces no entendemos el significado de lo que el Señor quiere decirnos y que es lo que el Señor quiere hablarnos, pero el hecho de no asistir a la iglesia también haría que nos muriéramos espiritualmente.

Necesitamos recibir el mensaje de la palabra de Dios,necesitamos crecer en eso una vida cristiana exitosa es aquella que busca y aprende sobre la palabra de Dios, es de la íºnica manera de crecer en fe, de poder actuar en fe, si no conozco la voluntad del Padre, y no se para que estoy en esta tierra y no lo conozco a el como puedo vivir y como puedo crecer, y como lo voy a conocer, En la palabra de Dios.

Una de las características del crecimiento espiritual es que yo doy frutos, pero solo lo puedo hacer conociendo la voluntad de Dios, parece que hay una relación directa entre conocer a Dios y la disposición de mi corazón, es decir, en la manera como yo recibo y me dispongo a recibir la palabra de Dios.

Parabola del sembrador

Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo:

«Un campesino salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el camino. La gente que pasaba por allí las pisoteaba, y los pájaros se las comían. Otras semillas cayeron en un lugar donde había muchas piedras. Las plantas nacieron, pero pronto se secaron porque no tenían agua. Otras semillas cayeron entre espinos. Las plantas brotaron, pero los espinos las ahogaron y no las dejaron crecer. El resto de las semillas cayó en buena tierra. Las plantas nacieron, crecieron y produjeron espigas que tenían hasta cien semillas.»

Después, Jesús dijo con voz muy fuerte: «¡Si ustedes en verdad tienen oídos, pongan mucha atención!»

Lucas 8: 4-8